La “no-retrospectiva” de Nora Aslan en el Museo Caraffa