Asumió en el Malba su primera directora artística, la venezolana Gabriela Rangel