Permiso para robar, pero con “códigos”