Jorge Tartarini: El adiós al custodio de la historia sanitaria de Buenos Aires